Introducción

Un cuadro clínico muy frecuente, de origen muscular, muy característico, localizado en un punto, músculo o grupo muscular, es el Dolor Miofascial (DM). En ocasiones se trata de un dolor regional que en la exploración presenta una banda tensa, aumentada con consistencia, dolorosa, identificable por palpación y en cuyo interior  se encuentra el punto gatillo o “trigger” (PG) y que puede expresar dolor referido a distancia, espontáneamente o a la presión digital.

La PREVALENCIA del dolor miofascial ronda en un 30% de los pacientes que acuden a un a consulta, 20% de los pacientes con dolor lumbar y hasta un 85% de los pacientes que acuden a una Unidad de tratamiento del Dolor.

La mayoría de las CAUSAS se relacionan con factores biomecánicos, formas de caminar, posturas antiálgicas o defectos anatómicos que, por sobrecarga o sobreutilización, generan alteración muscular o microtraumatismos repetidos.

Para realizar el DIAGNÓSTICO, fundamentalmente se ha de realizar una historia clínica minuciosa y dirigida, con exploración física concreta que, con la experiencia del médico, localizará adecuadamente los puntos gatillo dolorosos.

El enfoque terapéutico se basará en un enfoque multidimensional e individualizado para cada caso, para cada paciente y englobando entre otros los siguientes elementos.

-Eliminar los factores perpetuadores.

-Educar al paciente.

-Proporcionar un programa de ejercicios domiciliarios.

-Fisioterapia.

-Farmacoterapia.

-Tratamientos conductuales.

En los CASOS REFRACTARIOS: Infiltración de los puntos gatillo:

-Punción seca.

-Anestésicos Locales.

-Corticoides.

-Toxina Botulínica.

En general los padecimientos del sistema Músculo esquelético, son la causa más frecuente de dolor, tanto agudo como crónico y como consecuencia de Discapacidad Temporal para el paciente. Se  ha visto que hasta un 30% de la población presenta algún síntoma en el aparato locomotor en el que el dolor de origen muscular tiene una importancia significativa.

Aunque de forma general no existen criterios taxativos de definición para el dolor miofascial o Síndrome miofascial, si se pueden establecer algunos criterios diagnósticos como guía.

-Nódulo doloroso en la banda tensa.

-Reconocimiento del dolor por parte del paciente.

-Patrón característico de dolor referido.

-Respuesta local a la sacudida.

El TRATAMIENTO del Síndrome miofascial, tiene como objetivo los puntos gatillo (PG), la corrección estructural y la biomecánica disbalanceada responsable muy probablemente de esta alteración dolorosa.

En la esfera emocional habrán de identificarse los estresores emocionales y tratar sus complicaciones. Educación, fármacos, inyecciones locales y ejercicio sirven para reducir el dolor y los síntomas asociados. La mayoría de las veces se utiliza una combinación de terapias de manera simultánea o consecutivamente.

Infiltraciones articulares (facetas y grandes articulaciones)     

La inflamación y el deterioro progresivo de las articulaciones de la columna y grandes articulaciones (artritis y artrosis) pueden ocasionar dolor. Las infiltraciones facetarias y de las ramas mediales posteriores que conducen los estímulos dolorosos consisten en inyectar medicamentos basados en anestésicos locales y cortisona dentro de dichas articulaciones o bloqueando el nervio que conduce el dolor de las mismas.

Los esteroides disminuyen la inflamación y alivian el dolor.

La clave de este tratamiento consiste en inyectar en el punto específico y mediante técnica comprobatoria, lo que hace obligatorio el uso de la fluoroscopia.

Infiltracion epidural tratamiento del dolor Infiltracion epidural tratamiento del dolor

Infiltración de puntos gatillo     

La infiltración de puntos gatillo consiste en inyectar anestésicos o antiinflamatorios (derivados de la cortisona) en las zonas especialmente dolorosas de cada paciente. Generalmente se requiere inyectar en más de un punto gatillo en varias sesiones para conseguir un alivio del dolor.

Infiltración mediante toxina botulínica     

Uno de los grandes problemas dolorosos son los dolores musculares. Las contracturas musculares pueden cronificarse y manifestarse a la larga como endurecimiento muscular, acortamiento muscular y dolor que puede confundirse con el dolor de un nervio o un hueso. Como resultado de ello ese músculo o grupo muscular pierde o reduce su función. Un avance importante ha sido usar una toxina de una bacteria (Clostridium botulinum) sintetizada artificialmente para, aprovechando sus efectos naturales, bloquear y por tanto relajar los músculos contracturados. Es de gran eficacia y sus efectos pueden durar varios meses.

Treatment
Investigation

Meet 2 doctors in Clinica Dolor Coruña

DomingoLunesMartesMiércolesJuevesViernesSábado
09:00 - 10:00
10:00 - 11:00
11:00 - 12:00
12:00 - 13:00
13:00 - 14:00
14:00 - 15:00
15:00 - 16:00
16:00 - 17:00
17:00 - 18:00
18:00 - 19:00
DomingoLunesMartesMiércolesJuevesViernesSábado
09:00 - 10:00
10:00 - 11:00
11:00 - 12:00
12:00 - 13:00
13:00 - 14:00
14:00 - 15:00
15:00 - 16:00
16:00 - 17:00
17:00 - 18:00
18:00 - 19:00